La Seccion De Espanol

lottie-marin-and-son,-luis-1

El Tatuaje de Winchi

By Lottie Marin

Mi hermana Marialdi siempre me ha dicho que debo escribir un libro. ¡Han sido tantos los momentos, las experiencias…los testimonios! Este pasado jueves no fue una excepción. Tuve un presentimiento de que mi hijo, Luis (Winchi) y mi hija, “Chiquita” estaban tramando algo.

​Crecí rodeada de una familia grande y amorosa. Nunca olvidaré cuando aprendí el significado de la palabra familia. Estaba en Kindergarten y la única vez que mi primo Petique me acompañó a mi salón de clases. Luego de despedirnos, la monjita me preguntó si eramos familia y yo muy sorprendida le respondí que no, que no eramos familia que eramos primos. Ella sonrió y no volvió a preguntarme. Al llegar a casa le expliqué a mi mami y ella me dijo que sí eramos familia. Nunca olvido ésta anécdota tan simpática.

​A través de los años tenemos muchas experiencias. Unas maravillosas otras tristes otras trágicas. Pero a través de cada una de ellas nuestra familia permanece unida apoyándonos el uno al otro. Las familias crecen; unos se casan y comienzan su propia familia. Nuestra familia no es una excepción. Dios me ha dado una inmensa bendición en mi esposo, Luis. Su sentido de familia es tan fuerte como el mío. Nuestro hijos, nuestros tesoros, son ahora dos jóvenes adultos extraordinarios. Le doy gracias a Dios por sus muy diferentes, pero maravillosas personalidades. Son ambos muy cariñosos, responsables e inteligentes. Tienen también un gran sentido del humor. A pesar de sus personalidades tan diferentes, su sentido de familia es mayor que la vida misma.​

Recientemente mi hijo marcó su cuerpo con un tatuaje. My opinión personal sobre los tatuajes siempre ha sido muy negativa. Quizás porque cuando era una niña pequeña, los tatuajes se veían sólamente en personas “indeseables.” Durante los últimos años, esto se ha popularizado muchísimo en la sociedad. En mi mente y en mi corazón mi opinión al respecto sigue siendo la misma. Yo creo que si nuestro Creador hubiese querido nuestros cuerpos cubiertos de imagines, todos y cada uno de nosotros las tuvieramos.

Cuando ví el tatuaje de mi hijo, me llevé las manos a la cara y comenzé a llorar con un gran sentimiento. No porque me resultara repulsivo, sino por todas la emociones que sentí en ese momento (1 Corintios 13:3-7). Su tatuaje es un retrato mío con alas de ángel. Arriba de mi retrato está la frase “Sagrada Familia” y debajo de mi retrato se encuentran los nombres de su abuelo y abuela, nosotros sus padres, su “Chiquita”, su titi Marie y de su mejor amiga recientemente fallecida, Anna Marie.

Cuando el vió mi reacción me dijo: “Mami, por favor no llores. Ésta es la manera que yo te veo. Tú y la familia significan todo para mí.” Y me abrazó fuertemente. Yo pensaba lo mucho que le debe de haber dolido su brazo cuando le estaban haciendo el tatuaje. A la misma vez pensaba el significado tan grande que tiene para él nuestra familia que en su corazón quiso perpetuarlo de ésta manera. (Efesios 6:2)

Distintas generaciones; distintos puntos de vista. Un hijo, una parte tan grande de tu ser; una extensión de tu ser, tan diferente y tan similar. Yo miro a mi hijo a los ojos y veo como mira a su abuelita, lo dulce que fue con su abuelito. El amor y la consideración que constantemente expresa para con nosotros (Efesios 5:21). Hace ya varios años que mi hijo aceptó a nuestro Señor como su Salvador, pero en estos momentos está muy apegado a las cosas del mundo. A pesar de eso, el amor de Dios está muy dentro de su corazón. Estoy muy orgullosa de la manera en que ama y respeta a los demás. Oro para que Dios ponga en su camino una compañera que tenga al Señor en su vida con quien pueda levantar una familia. Una familia con quien pueda compartir todas las enseñanzas maravillosas que ha recibido de nuestra familia a través de los años.

Referencias Bíblicas.

1 Corintios 13:3-7
3 Y si repartiese todos mis bienes para das de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve,
4 El amore s sfrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no jactancioso, no se envanede;
5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rancor;
6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.
7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Efesios 6:2
2 Honra tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien y seas de larga vida sobre la tierra.

Efesios 5:21

21 Someteos unos a otros en el temor de Dios

Es un honor colaborar en este projecto tan especial para la gloria y honra de Nuestro Señor. Me uno a este projecto compartiendo experiencias, pensamientos y testimonios de mi diario vivir. En cada momento de nuestra existencia se manifiesta el amor de Nuestro Dios y el orden divino que tiene para todos y cada uno de nosotros. Espero que estas colaboraciones sean un instrumento de nuestro Señor para tocar sus vidas. ¡Que Dios les bendiga grandemente! Con amor,

Lottie Marin

wmpyou logo

Email: info@wmpyou.org
Phone: 1.866.9WMPYOU (866.996.7968)

Contact Form

Your Details

Let us know how to get back in touch with you.


How can we help?

Feel free to ask a question, express a concern, offer a suggestion, provide testimony, request prayer or simply leave a comment.